Inspirarnos con los buenos ejemplos del mundo para subir nuestras expectativas

foto palacio

Entrevistados: Arq. Gonzalo Garay; Sergio Cáceres

http://www.ivoox.com/inspirarnos-buenos-ejemplos-del-mundo-para-audios_md_2686692_1.mp3″ Para descargar el programa, haga click aqui.

Copenhage, Berlín, Sydney, Viena, Helsinki, Tokio, son algunas de las ciudades que debemos conocer o estudiar para inspirarnos y ver cómo puede ser una ciudad ideal para vivir.

Este año, la prestigiosa revista Monocle  publicó un escalafón de urbes donde hay más bienestar y oferta cultural para sus ciudadanos. Asunción no entró en la lista.

“¿Dónde viviría usted?” es una pregunta que lleva a soñar, a hacer comparaciones y a cuestionar el lugar en el que se habita. En un mundo donde no existen las ciudades perfectas, hay un grupo selecto que alcanza niveles superiores de bienestar gracias a una mezcla de servicios públicos de gran nivel, excelente transporte, una amplia oferta gastronómica y cultural, además de habitantes decididos a vivir de forma abierta sin limitarse a la intimidad de sus hogares.

su edición de julio/agosto, la revista británica Monocle publicó un listado con las 25 ciudades donde se vive mejor en el 2013, buscando no solo dónde están los mejores trabajos o las mayores áreas verdes, sino también centrándose en las urbes que han hecho más cambios políticos enfocados en el bienestar de sus ciudadanos. En el escalafón hay tres urbes europeas, cinco asiáticas, tres estadounidenses, una canadiense y tres de Oceanía. Latinoamérica brilla por su ausencia y si se compara cualquier gran ciudad de nuestro continente con las que aparecen en la lista, probablemente falta un largo tiempo para que podamos gozar de esa calidad de vida premium.

De acuerdo con Monocle, “una ciudad confortable tiene bajos índices de criminalidad, un clima decente, buena educación, un sistema de salud extraordinario, transporte público confiable y un aeropuerto con una gran variedad de conexiones internacionales. Es la suerte de lugar donde se puede ser gay o musulmán, o gay y musulmán, y a nadie le importa. Es donde las galerías de arte abren hasta tarde y los museos son gratis. Donde se toma el reciclaje en serio y donde se promueve el comercio independiente”.

Las ciudades con mayores estándares de calidad de vida suelen funcionar los siete días de la semana. Los restaurantes abren los domingos y el comercio no cierra para descansar al mediodía de cada sábado. Las áreas verdes son usadas por la mayor parte de los habitantes que realizan deportes, pasean o simplemente descansan en sus prados; las ciclovías se extienden por kilómetros y kilómetros, y los cafés se vuelven el sitio principal para entablar las reuniones sociales o de trabajo.

En ese plano, 25 ciudades superaron al resto y sorprendentemente grandes urbes como Nueva York y Londres no en ninguna parte de la lista. Estas son las diez primeras.

Desde Otiri les invitamos a dar un recorrido por estas ciudades para saber que es posible vivir en una ciudad en la que nos sintamos orgullosos, vivamos felices y disfrutemos de nuestra calidad de vida

1. Copenhague (Dinamarca)

La capital danesa se ha convertido en la ciudad donde hay que estar en el 2013. Por segunda vez en su historia, la revista Monocle corona a Copenhague como el lugar con mejor calidad de vida en el planeta. Incluso si el tiempo lo permite y el frío amaina, no faltan quienes se bañan en las piscinas de los muelles o toman sol en la costanera. Hay grandes cafés especializados y nuevas heladerías en cada calle, y todas las semanas pareciera que hay festivales de cine, música, moda y exhibiciones de arte.

Muchos de los cambios en la capital tienen que ver con un fuerte estímulo municipal. De acuerdo con el arquitecto Jan Gehl, el diseño escandinavo por décadas se preocupó de la funcionalidad de sus creaciones, dejando de lado el factor humano.

“Pero no es solo crear cafés donde la gente pueda sentarse a tomar capuchinos. Sino es algo tan básico como poder juntarnos en espacios públicos”, señaló a Monocle, agregando que “hemos demostrado que al crear calles peatonales y ciclovías se puede crear una ciudad en la cual es agradable vivir”.

En Copenhague, desde los presidentes de las compañías hasta quienes barren las calles andan en bicicleta, pero no hay odio hacia los automovilistas. Incluso encontrar estacionamiento no es complicado. En el centro mismo de la ciudad está Tivoli, considerado el parque de diversiones más hermoso de Europa, que cuenta con jardines de diseño, restaurantes y una sala de conciertos.

Además, muchas familias con niños están decidiendo no retirarse a los suburbios, para seguir viviendo en el centro. Esto ha hecho que el comercio se mantenga pujante en zonas que antes eran consideradas pobres. Uno de los barrios más interesantes hoy es Nørrebro, zona con una amplia gama de tiendas, gastronomía e inmigrantes, que escapa de la pulcritud y el conformismo escandinavo.

Población: 560.000 habitantes en la ciudad y 1,7 millones en el área metropolitana.

Días de sol: un promedio de 1.539 horas al año.

Cultura: 14 cines, de 70 a 80 galerías de arte, 28 teatros y 58 recintos musicales.

Espacios verdes: 22,6 km2 o 42 metros cuadrados por habitante.

Librerías: 83.

Puntos de carga para autos eléctricos: 332.

Kilómetros de ciclovías: 350.

Desempleo: 6,6 por ciento.

Vuelos internacionales: 140 destinos, de los cuales 24 son intercontinentales

Índice de criminalidad: 9 asesinatos al año.

Aceptación: Los matrimonios entre personas del mismo sexo son permitidos por la Iglesia danesa.

2. Melbourne (Australia)

La segunda ciudad más grande de Australia quizás carezca del buen clima y las playas de Sídney, pero eso se suple con una gran oferta gastronómica, un estilo de vida europeo, una población ávida de conciertos y una vida nocturna extremadamente animada. Según Monocle, la ciudad ha vivido numerosos cambios en el último tiempo, lo cual se puede observar en los nuevos edificios y en las calles, que bullen de gente.

En una ciudad donde casi la mitad de su población es foránea y donde al menos se hablan 122 lenguas, los cafés son el nuevo centro de atención y, de hecho, sus habitantes son famosos por realizar largas reuniones comiendo en restaurantes. Además, la ciudad se ha sumado a la fiebre por la comida callejera: han aparecido decenas de puestos y carros que ofrecen desde comida asiática hasta gustos latinoamericanos. De acuerdo con la revista, es destacable que los restaurantes no acepten reservaciones, por lo que se puede comer fácilmente en todos lados. Solo hay que llegar y esperar un poco por una mesa.

Un punto novedoso es que en el suburbio de Yarraville todos los veranos sus calles se cierran a los autos y en su lugar se instalan mesas y vegetación, medida que se planea realizar en otras áreas de la ciudad.

Para los amantes de los libros, Melbourne es casi una catedral, pues el 41 por ciento de las librerías del país están en la ciudad.

Población: 100.000 personas en la ciudad y 4,2 millones en el área metropolitana.

Horas de sol: un promedio de 2.079 horas al año.

Cultura: 59 pantallas de cine y 34 teatros activos.

3. Helsinki (Finlandia)

Rompiendo con el estereotipo de ser una ciudad fría y gris, con un invierno largo de noches interminables y días cortos, los finlandeses han logrado que Helsinki sea considerada por tercer año consecutivo dentro de las tres ciudades más recomendables para vivir de acuerdo con Monocle.

Comparada con otras metrópolis, el ritmo de Helsinki es tranquilo y relajado. La mayoría de las atracciones turísticas y los lugares de interés de la ciudad se encuentran a poca distancia andando unos de otros y cuenta con una creativa gastronomía. Además, su sistema de transporte público es cómodo y fiable, y se considera de los mejores de Europa.

Si sumamos a todo eso un sistema escolar y de salud de los mejores del mundo, y naturaleza por todos sus alrededores, no se necesitan más explicaciones para decir por qué esta ciudad es de las mejores para vivir.

Un dato que impresiona es que un tercio de la ciudad es área verde, lo cual invita en los meses más cálidos a practicar diversos deportes, mientras que en invierno los fineses sacan sus esquíes para deslizarse sobre la nieve.

Como buena ciudad con un alto nivel de vida, los precios de las casas y apartamentos se han disparado en los últimos años e incluso las personas que tienen buenos salarios tienen problemas para encontrar un hogar con un tamaño razonable.

Población: 600.000 en la ciudad.

Horas de sol: 1.858 al año.

Cultura: 67 museos, 33 pantallas de cine, 11 teatros y dos orquestas filarmónicas.

Áreas verdes: un tercio de la ciudad.

4. Tokio (Japón)

Lo admirable de su eficiente transporte público, lo inspiradoras que son sus tiendas, la calidad de su comida, su animada vida nocturna y la cortesía que caracteriza a sus habitantes convierten a la capital japonesa en una de las ciudades más recomendables para vivir. Más por estos días, cuando el primer ministro, Shinzo Abe, y su ya conocido programa ‘Abenomics’ están impulsando la economía del país, algo que le viene bien a esta ciudad, que junto a Londres y Nueva York ha sido descrita como uno de los tres “centros de mando” de la economía mundial. En este lugar de contrastes, como es descrito por su espíritu consumista que se enfrenta a la tranquilidad de las tradiciones legendarias, el verano suele traer un feroz calor que impulsa muchos eventos al aire libre, como festivales de música y mercados orgánicos.

Población: 9 millones de personas en la ciudad.

Horas de sol: 1.881 horas es el promedio anual.

Cultura: 587 galerías de arte, 342 pantallas de cines, 192 museos y 192 teatros.

Áreas verdes: 1.000 hectáreas.

Puntos de carga para carros eléctricos: 117.

Librerías: 1.051.

Criminalidad: 91 asesinatos al año y 6.449 robos a hogares.

5. Viena (Austria)

Residencia de grandes compositores como Schubert, Beethoven y Mozart, esta ciudad sigue mejorando. Sin dejar atrás su larga historia –es una de las más antiguas capitales de Europa–, Viena progresa y progresa. La excepcional nueva terminal de su aeropuerto, que tardaron 20 años en construir, es un ejemplo inmejorable.

Elegante y también en el tope de la vanguardia, en Viena coexisten todos los estilos arquitectónicos.

Pero la capital austriaca no se queda ahí. Para el 2015 se espera que tenga completa su nueva estación de trenes y pronto inaugurarán el edificio más alto del país. Mientras, algunos hoteles ‘inteligentes’ ya han abiertos sus puertas.

Población: 1,7 millones de personas en la ciudad.

Horas de sol: 2.204.

Cultura: más de 100 museos y unos 15.000 eventos de música clásica al año.

Áreas verdes: 200 kilómetros cuadrados.

6. Zúrich (Suiza)

La gran ganadora del año pasado bajó unos puestos. Según ‘Monocle’ debe mejorar en su recepción a los extranjeros y en la apertura del comercio los domingos.

En actividades al aire libre, sigue siendo líder. Dentro de sus encantos cuenta con una economía estable, es segura y tiene una baja tasa de desempleo (3,7%).

7. Estocolmo (Suecia)

La capital y ciudad más grande de Suecia destaca por su belleza, arquitectura, parques, jardines y canales. Reconocida por el buen recibimiento a los inmigrantes, por ser cuna de músicos y directores, y por la trilogía ‘Millennium’, de Stieg Larsson, Estocolmo tiene un innovador abanico culinario, de moda y de diseño de muebles.

8. Múnich (Alemania)

Es considerada un moderno centro económico y una ciudad innovadora. La urbe es bellísima y también sus alrededores, que constituyen una de las regiones con mayor concentración de riqueza en el mundo. Cuenta con 1.200 km de ciclovías señalizadas y una gran actividad al aire libre. Tiene una gran orquesta.

9. Sídney (Australia)

La combinación de su clima, sus playas, su cocina de vanguardia y su vibrante arte hacen de la ciudad más grande y poblada de Australia una de las favoritas de siempre. Su problema con el tráfico, ser dueña del peor aeropuerto del país y una de las ciudades más caras para vivir del mundo no han sido impedimento.

10. Auckland (Nueva Zelanda)

Ciudad con dos puertos, una población multicultural y una impresionante belleza natural podrían hacerla subir fácilmente en este ‘ranking’, pero primero debe mejorar sus problemas de densificación de la población y seguir perfeccionando su sistema de transporte público.

 

Porque queremos vivir en ciudades que nos ofrezcan todas estas ventajas y ofertas culturales, ambientales, sociales y económicas, tenemos que conversar y empezar a construir ciudades en donde se proteja el patrimonio histórico, se diseñe la ciudad de manera inclusiva y podamos transformarnos en ciudades económicamente vibrantes y ambientalmente sustentables.

Para conversar de estos temas estarán:

El arquitecto Gonzalo Garay de la Asociación Ciudadela para comentarnos sobre este nuevo ciclo de conversatorios sobre el centro histórico de Asunción.

Además, en el segundo bloque estará con nosotros Sergio Cáceres, profesor de varias universidades nacionales y privadas, columnista del diario Ultima Hora y escritor de numerosos artículos y publicaciones relacionadas a la filosofía, política y epistemología para hacer un análisis sobre la situación política y el gobierno de Cartes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s