Competitividad, movilidad y calidad de vida urbana

IM000676.JPG
Invitados: Luis María Pereira y Víctor Jacinto Flecha
http://www.ivoox.com/competitividad-movilidad-calidad-vida-urbana_md_2252910_1.mp3″ Para descargar el programa, haga click aquí

Estamos nuevamente ante una amenaza de paro de las empresas del transporte público en el área metropolitana de Asunción. Una espada de Damocles que pende,  casi bimestralmente,  sobre la ciudadanía, desde hace más de un año y sin visos de solución.

¿El motivo? La falta de pago, por parte del gobierno nacional, del subsidio a las empresas concesionarias de este imprescindible servicio público.

¿Las alternativas para desactivar la medida? Y no son muchas. 1. Se paga el subsidio ,o, 2. Se sube el pasaje. Ninguna de ellas supone el mejoramiento del sistema. Estamos en una verdadera encrucijada. Aunque no tenemos las alternativas de Alicia, en el país de las Maravillas. En este caso sabemos que ambos caminos, impuestos por los empresarios, dueños del sistema, suponen más de lo mismo. Buses en mal estado, deficiente cobertura de itinerarios, horarios y frecuencia, malos tratos, inseguridad, demoras y una larga lista etcéteras.

La dilación del Metrobus

Al mismo tiempo,  viene repitiéndose, con la misma frecuencia que las amenazas de paro, las sesiones de la Cámara de Diputados en las cuales se posterga el tratamiento del proyecto de ley que aprueba el préstamo del BID para encarar las obras del denominado PROYECTO METROBUS.

A todo ello debe agregarse que algunos medios de prensa, han iniciado una decidida campaña en favor de una solución alternativa al METROBUS (sino en contra de este último), la de los trenes sobre elevados que corren sobre mono o bi-rrieles. La competencia parece ser,  demostrar cuál de los proyectos es “mejor” para la ciudad.

Se analizan fundamentalmente aspectos como: la factibilidad técnica y la factibilidad económico-financiera,  en un juego perverso con el cual no se busca contrastar análisis técnicos rigurosos, sino desacreditar uno para favorecer al otro, sin importar las negativas consecuencias para toda la movilidad metropolitana, que entró en un proceso agónico, del cual resultará cada vez más difícil y costoso reanirmala.

Más allá del Metrobus vs. Monorriel

Lo cierto es que uno ni otro proyecto, per sé, resuelven el caos de tráfico que sufre el territorio y el deterioro sensible de la calidad de vida.

Por su parte, a nivel metropolitano, las autoridades locales carecen de un plan de ordenamiento urbano que contemple instrumentos de planificación que operativicen un sistema de movilidad basado en criterios de multimodalidad (es decir modos diferenciados y complementarios de desplazarse por la ciudad), integralidad, sustentabilidad, razonabilidad, economía, eficiencia, etc..

En consecuencia, las obras viales como las de infraestructura que se van desarrollando en este territorio, impulsadas desde el gobierno central, no se encuadran en una visión estratégica sobre el sistema de movilidad metropolitano más conveniente para el territorio afectado. Por tanto, el mismo sigue siendo postergado

Pensar el derecho a la movilidad

Necesitamos una visión estratégica sobre el territorio metropolitano en el que el Metrobus o los trenes sobreelevados, si fuera el caso, sean los instrumentos de aplicación de un sistema de movilidad deseado y  no a la inversa,  como ocurre actualmente

En el Ranking de las mejores ciudades para hacer negocios, de 2012, Asunción figura en el puesto 43 sobre 46. Uno de los factores que se toma en consideración es la productividad, que es “la cantidad de productos obtenida por un sistema productivo y los recursos utilizados para obtener dicha producción. También puede ser definida como la relación entre los resultados y el tiempo utilizado para obtenerlos: cuanto menor sea el tiempo que lleve obtener el resultado deseado, más productivo es el sistema. En realidad,  la productividad debe ser definida como el indicador de eficiencia que relaciona la cantidad de recursos utilizados con la cantidad de producción obtenida”

Preguntas necesarias

Por ello un plan de movilidad metropolitana debe responder a preguntas tales como ¿Cuánto tiempo empleamos en desplazarnos?

Un cálculo de la cantidad de personas que ingresan a diario a Asunción, alrededor de 600.000 mil, de las cuales, al menos, 550.000 lo hacen en el transporte público y coches, permitirá medir el costo económico y social de la movilidad (horas no productivas, estrés y sus efectos en la productividad laboral)

Sobre la movilidad alternativa: ¿qué equipamientos y seguridad ofrece la ciudad para el que desee utilizar bicicletas, patines, moverse a pie?

No estamos atendiendo la complejidad del problema de la movilidad en el área metropolitana.  Es la discusión entre el Metrobus o el Monoriel, la que ocupa los titulares de diario, entreteniendo, o, más bien, alienando la opinión pública, mientras seguimos perdiendo competitividad y calidad de vida en la ciudad y castigando a la población con innecesarias dilaciones y el empeoramiento de las condiciones de movilidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s